En este punto de mi “vida laboral”, libertad significa dos cosas: poder ir en jean, y poder usar linux.