Intento guardar cada pedacito de vos dentro de mí. Cada beso, suspiro, caricia, mirada, sonrisa. Intento no olvidar tu perfume – no podría aunque quisiera, está impregnado en mi piel, en mis cosas, y sobretodo me hace cosquillas en la nariz. Tu esencia me supera, me rodea, me completa. Intento guardarte en mí y no puedo, cualquier recuerdo va a ser una versión incompleta de esta realidad. Quiera o no, un poco de vos queda en mí, pero quiero más, quiero guardar cada instante y todo de vos. Te tengo al lado mío y nada puede ser mejor que eso.

(…y si nos mordemos, el dolor es dulce)