Lo único que me mantiene en pie, caminando, sin bajar los brazos y sin rendirme, es pensar que al final todo esto va a valer la pena.