• Bajarme del colectivo y ver que te estás bajando del mismo y no te había visto.
  • Que las puertas del ascensor se estén cerrando y justo entres a alegrarme la mañana.
  • Viajar 20 minutos extra, pero al lado tuyo.
  • Bajar las escaleras y encontrarte esperándome en el andén.
  • Ver tu sonrisa del otro lado de la calle, mientras esperamos que corte el semáforo.
  • Que me llegue un mail tuyo con una carita feliz como asunto, diciéndome “Buenos días!”
  • No mandarte mails en toda la mañana, ceder a la tarde, y recibir como respuesta un “Ya te estaba extrañando.”
  • Agarrar dos Oblogos, una para mí y una para vos, y llegar sólo para ver que vos también agarraste dos: una para vos y una para mí.
  • Sentarnos en la plaza y reírnos mirando el cielo.