Tuvo minas. Yo sé que las tuvo, no porque él me contara sino porque ellas de alguna manera se enteraban de mi existencia y se encargaban de que yo me enterara que estaban ahí. Sin embargo, también me consta de que a pesar de tenerlas a sus pies, rogándole que las amara, él siempre dijo que no. Y esto no sólo me lo dijo él, sino que estas mismas chicas se encargaron de hacérmelo saber: the bad boy broke their hearts!

Ay, chico malo, nadie me dijo el motivo por el cual les decías que no, simplemente se limitaban a informarme que habías roto sus corazones también. El mecanismo era siempre el mismo: escucharlas, reconfortarlas, hacerlas sentir únicas y queridas, especiales…. y luego aclararles que no quería nada romántico. Entonces despechadas venían a mí, y yo me preguntaba ¿qué hace a un corazón cerrarse? ¿Cómo se vuelve a abrir?