Hoy no sé de qué quiero hablar así que voy a escribir 3 párrafos casi inconexos. Me estoy mudando, tal vez podría hablar de eso. De limpiar en profundidad un baño, de barrer y encerar pisos, de embalar y desembalar cosas. Podría hablar de lo raro que es comprimirse y aprender a adaptarse a un lugar totalmente nuevo. Podría hablar de la energía bistromática, también.

Nunca compré tantas cosas “para el hogar”, ¡si hasta una caja de herramientas me compré!. Es todo un presupuesto, pero a la vez me pone muy contenta y me siento un poco Susanita. Por estos días la ropa y los cosméticos no me llaman la atención, puedo pasarme HORAS dando vuelta por los bazares.

Quiero una charla de café, sentarme en la cama o en el sillón con mi snuggie a leer y ver un montón de películas. No veo la hora de que toda esta transición se termine. Quiero siestas durmiendo abrazada a mi gata (que por cierto, ahora la veo dormir y tengo ganas locas de irme a dormir también). Quiero vacaciones, también – por suerte es un fin de semana largo debido a Semana Santa.