Domingo. 6am. Suena el celular

- Hola
- Hola, ¿qué pasa?
- Nada, te extraño
- Yo también… ¿estás borracho?
- No, no estoy borracho
- (risas) ¿seguro?
- Si, boba, estoy seguro
- ¿Y qué hacés despierto?
- Estudio, insomnio… Te extraño, quiero verte.

¿Cómo decir que no? Porque yo también.