Un día le dije “vos no sos un hombre con el que quiero ir al cine o a cenar y después volver a mi casa a dormir en mi cama sola, sos el hombre con el que quiero ir al cine, a cenar, y después volver a dormir,  amanecer enroscada en vos, remolonear y desayunar juntos.”