Volvemos a esta época en la que me da un poco de culpa dejar tan abandonado el blog, pero que hay tantas cosas que ocupan mi atención y energías que dedicarle un tiempo a escribir (y a tener granas de escribir, y a tener sobre qué escribir) no es una opción demasiado viable.

Mientras tanto, de a ratos me decanto por opciones que no requieren tanto esfuerzo mental. Cada tanto pueden ver algunas cositas que me interesaron en Tumblr o en Pinterest.