Muchas veces me pregunto qué hubiera pasado si no hubiéramos sido lo suficientemente valientes para ir en busca de lo que queríamos o si no hubiéramos sido lo suficientemente cobardes como para dejarlo ir. A veces pienso cuánto me hubiera gustado que las cosas fueran distintas, pero entonces recuerdo todo eso que hablamos sobre cambiar a la gente y cómo las chicas quieren al Che para afeitarlo, y pienso que si las cosas hubieran sido distintas entonces vos no habrías sido vos. Pienso en todo lo que hablo con vos y que no puedo hablar con nadie más porque nadie me conoce tanto, nadie más lo entiende.

Odio pensar en los what if.