Estuve todo el día pensando en vos. No, no me olvidé. Ojalá pudiera olvidarme y todo esto dolería un poco menos. Porque sí, te extraño tanto que duele.