Nunca había tenido un labial rojo. Los labiales rojos no son un implemento de moda, son una afirmación y un desafío al mismo tiempo. Un statement, un arma y un final boss.
Alguna vez comenté que el primer paso para sentirse bien por dentro es verse bien por fuera. Fake it 'til you make it, que le dicen. Y el labial rojo es un poco eso, es una manera de decir que me acepto como soy - para comenzar a aceptarme como soy - y a la vez es la receta mágica para la self-confidence.

[gallery link="file" ids="232,238,233,234,235,236,237" orderby="rand"]